vivir en mi mundo

Escrito el 6 agosto, 2017, a las 12:04, a medio vestir.

A pesar de la notable mejoría con las pastillas nuevas, desde mi mundo las cosas se ven de una manera mucho mas diferente que el resto de personas, todo es mucho mas complicado, incluso los colores son distintos, los sonidos se agudizan y las impresiones de otras personas se captan de manera distinta.

Vivir en mi mundo es muy estresante, todo es cuesta arriba, por sencilla que pueda parecer una tarea yo debo darle mil vueltas antes de ponerme con ella, todo se hace muy complicado en mi mundo, nada es sencillo, nada tiene la lógica que debería tener.

Antes de sentarme en una mesa con alguien nuevo me lo pienso muchas veces, lo miro y re miro, ¿quien será?, ¿que pretenderá?, ¿de donde habrá salido?, ¿por que está aquí?.

La “realidad” se distorsiona de una manera exagerada, lo que para cualquier persona puede ser algo completamente natural para mi puede convertirse en un esfuerzo realmente titánico, vivo completamente excitado, en el buen sentido de la palabra, por lo que pueda pasar, o como irá la cosa, todo es mucho mas difícil en mi mundo.

Debo reconocer que la gente que me rodea, incluida mi familia, me lo está poniendo bastante fácil, y debo agradecerlo, por que sin ellos quizá la cosa no sería ni la mitad de sencilla de lo que está siendo, dudo mucho que sin el apoyo que estoy recibiendo pudiera seguir donde estoy, y mucho menos como estoy en estos momentos, el poder contar con gente en cualquier momento es algo que me está ayudando mucho, saben lo que necesito, estar ocupado, y sobre todo el mesonero, está consiguiendo que así sea.

Necesito asegurarme de las cosas que hago varias veces, por ejemplo:

Cuando cierro la puerta de casa para salir a la calle debo empujarla varias veces para asegurarme de que esta cerrada, incluso a veces subo de nuevo desde la calle para volver a empujarla, suerte que vivo en un primero y son pocas escaleras.

Ahora esta conducta esta desapareciendo, pero hasta ahora necesitaba tenerlo todo perfectamente cuadrado, el teléfono justo al lado del tabaco, y después el mechero, todo perfectamente alineado por la parte de abajo, la jarra de cerveza siempre con el asa hacía la derecha y a ser posible alineada con mi cuerpo y en perpendicular al teléfono, tabaco y mechero.

Llevo una bandolera, de esas que se ponen en la cintura, cuando me siento me la quito y la ato al asa de la silla, el nudo debe quedar justo por debajo del asa, por que mi brazo izquierdo tiene que estar siempre encima de la correa.

Últimamente soy capaz de concentrarme en algunos pensamientos únicamente, parece que mi cabeza vuelve a estar un poco más en su sitio, aún así, de vez en cuando, vuelvo a desaparecer del grupo para irme a dios sabe donde.

Tengo un grupo en whatsapp en el que estoy yo solo y donde me apunto cosas que me parecen interesante, sí, lo se, existe un blog de notas y un calendario, ya os he dicho que vivir en mi mundo es muy complicado, el caso es que aún sabiendo que no he apuntado nada nuevo, tengo la necesidad de comprobarlo cada cierto tiempo por si acaso se me ha pasado algo.

La paciencia, esa terrible sensación de que todo llega tarde, no he conseguido todavía centrarme y ser algo paciente, soy de los que si queda con alguien a las diez, a las nueve y media ya está esperando en el sitio en cuestión.

Cuando pido algo al camarero me pongo muy nervioso si veo que se pone a hacer cualquier otra cosa y no me sirve lo solicitado.

En ocasiones, cuando la gente me mira, evidentemente por mi irresistible atractivo, tengo la sensación de que hablan mal de mi, o de que están pensando cualquier barbaridad sobre mi persona, y quizá están mirando a la persona que hay detrás de mí, o simplemente al vacío.

Me cuesta mucho mantener la boca cerrada, no tengo ningún tipo de filtro, suelto lo primero que se me pasa por la cabeza, sin pensarlo, sin mirar quien hay delante o detrás, y en la mayoría de ocasiones tengo la sensación de cagarla de manera monumental.

La chica que me controla la dieta, un bombón exagerado, me ha dicho que tengo que intentar beber la mayor cantidad de agua posible, pues bien, las botellas de litro en mi casa no tienen tiempo de enfriarse, me las bebo como si fueran vasos, es otra de las nuevas manías que he adquirido últimamente.

Como podéis ver, a pesar de que parece que la nueva medicación me está ayudando a estar más centrado, vivir en mi mundo es una de las cosas mas estresantes que te puedas encontrar, y eso me hace que la ansiedad llegue a niveles muy altos, aunque últimamente consigo dormir mejor, me han cambiado el colchón también por uno mejor, puedo centrarme en mi cabeza de vez en cuando, pero aún así sigo ansioso como nunca, todo llega tarde, todo va demasiado lento para mí, necesito que mi mundo se ralentice o al final explotare como una bomba nuclear.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

  1. Zumba Solo dice:

    No puedo dejar de pasar este cáliz sin beber de él, y si es posible, que lo es, derramar parte de su contenido. Ya sabes que me encanta leerte y apostillar cualquer cosa o caso. Y en este caso, que viene al idem, quería decir que ya sabes que aquí me ando dispuesto a hacerte compañia en aquellos momentos ‘bareros’ (es decir, mesoneando, con cerveza -sin alcohol-en ristre y algo que fumar. Objetivo (del inglés, target): remover tu tabaco, enredar con el mechero, dejarte en otra silla tu bandolera (antes, ‘mariconera’), ponerte un muelle en la puerta de tu casa y hacer que tu móvil levite, si fuera necesario. Pero el anciano (lease el que suscribe) quiere pasar un rato con vos, de relax, arreglando el mundo objetivo y subjetivo con nuestras elucubraciones, que éstas se nos dan de cine (diría yo, cinemascope). Bueno, ¡hala! ya te veo pronto. Petons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *