¿que camino debo elegir?

Escrito el 28 mayo, 2017, a las 09:53, recien levantado.

Siempre, desde que tengo uso de razón, me han dicho mis padres, profesores, hermanas mayores, amigos “intelectuales”, el cura en mi comunión, el cura en mi boda e incluso el dragón rojo que habitó una temporada en la bañera de mi lavabo, que solo existen dos caminos, y que hemos de elegir uno de ellos para nuestra vida.

Al nacer, parece ser que por obra de un ser celestial, ponle tu el nombre según sea tu religión, amanecemos en un camino recto con dos bifurcaciones, una hacía la derecha y otra hacía la izquierda.

Supuestamente, el camino que va hacía la derecha es el de la bondad, la verdad, la humildad y el bienestar general.

De nuevo supuestamente, el camino que va hacía la izquierda es el de la maldad, la mentira, el orgullo, la dejadez, el egocentrismo……

Desde bien pequeño esto de los dos caminos a elegir ya me pareció una gilipollez tamaño premium, ¿por qué había de seguir un camino u otro?, ¿por qué había de caminar por donde otros ya lo habían hecho?, ¿por qué había de seguir el mismo camino?, ¿por qué no podía crear el mio propio?.

Así que desde que tuve uso de razón, es decir, hace unos meses, decidí que no caminaría jamas por donde otros ya lo habían hecho, decidí crear mi propio camino, crear mi propia vida, caminar por donde nadie lo había hecho antes, ser dueño de mi camino, ser dueño de mi vida.

Esto me ha permitido conocer personajes peculiares como no podéis ni imaginar, he llegado a trabajar en una central nuclear, con veinte años y una mano delante y otra detrás, deje todo lo que conocía, gente y tierra, para irme lejos, aventurarme a un nuevo camino, empezar de nuevo, empezar algo diferente.

Gracias a los medicamentos, digamos no autorizados, he convivido con un dragón rojo que me hacía compañía mientras estaba en el baño y me frotaba la espalda al ducharme.

Mi manía de ser un inconformista me ha llevado siempre un paso más allá de donde se suponía que estaba el final de fuera lo que fuera que estaba haciendo.

Pero mi camino no lo he creado en linea recta, de vez en cuando he creado curvas hacía la derecha y me he asomado a ese otro camino, para ver que se cuece y si acaso llevarme algo de el, igualmente he creado curvas hacía la izquierda, de nuevo para ver que se cuece en ese camino, y si acaso llevarme algo de el.

He sido un verdadero angel cuando ha sido necesario, el mas caballero de los caballeros, eso sí, sin caballo, que no tengo yo los huevos para muchos golpes.

He sido el peor de los demonios que podáis imaginar que ha existido en el infierno, mas malo que mi vecina del tercero.

He vivido situaciones surrealistas por completo, con y sin drogas, no vayamos ahora a otorgarle toda la gloria a los medicamentos sin receta.

He sido diferente al resto, he sido yo mismo, he creado mi propio camino, lo he intentado seguir con toda la confianza que se puede tener en mi mismo, no es mucha la verdad.

Aun así, a pesar de haber creado mi propio camino, a pesar de haber intentado ser yo mismo, me ha tocado vivir en sociedad, me ha tocado compartir mi vida con otras personas humanas (jodete, lo he escrito), por lo que me ha tocado ser un hipócrita toda mi vida, me ha tocado vivir mi vida y seguir mi camino en silencio, en soledad, conmigo mismo, y eso no es agradable.

Lo mas irónico del mundo es que las personas mas reales son las que tienen pocos amigos, es porque son reales, y se muestran como son, sin miedo, transparentes, en cambio los hipócritas tienen muchos amigos, tan hipócritas como ellos mismos, eso queridos míos, es mucho peor que estar solo.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *