la desolación de un hombre amado

Escrito el 6 septiembre, 2017, a las 15:49, en calzoncillos.

Esta entrada tiene 4 comentarios

A pesar de los pesares que acarreo encima de mi espalda, me siento un hombre querido, no querido como yo quisiera que me quisieran, pero si un hombre querido, tengo mucha gente cerca, gente que se preocupa por mí, gente que me hace reír, gente que me obliga a salir, gente que me escucha, e incluso gente que no esta por que no es necesaria. Sería absurdo quejarse de que estoy solo, es mentira, no lo estoy, aún así siento un vacío en mi interior que apenas me deja dormir, aún sabiendo todo el apoyo que tengo por parte de la gente que me rodea me siento vacío, me siento solo, desolado, como en una penumbra eterna. Siento que no estoy bien, que en todo lo que me rodea hay algo que falla, y sí, he llegado a la misma conclusión que la mayoría de vosotros, creo que lo que falla soy yo, estos días que estoy sufriendo el bajón por la marcha de mis hijas me he dado cuenta de muchas cosas, cosas de las que quizá ya era consciente, pero a las que no quería hacer caso de ninguna manera. La primera de las cosas que creo que [Hay mas que leer, pincha aquí...]
demasiado peso en la espalda

Escrito el 1 septiembre, 2017, a las 20:18, en calzoncillos.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Solo han pasado cinco días desde que mis hijas se fueron, y a pesar de que en el artículo anterior explicaba como me iba a hacer el tipo duro e iba a conseguir asumir esto y no hundirme de ninguna manera, creo que en realidad no será tan fácil como yo pensaba. Solo cinco días han sido suficientes para no tener ganas de nada, no quiero salir a la calle, y eso que me fuerzo a hacerlo, tengo claro que no puedo quedarme encerrado una vez más, pero se me hace todo enorme, la calle parece tan grande, y la gente tan molesta, no tengo ninguna puta gana de salir a ver a nadie, hago el esfuerzo de ir al gimnasio cada día y así por lo menos me obligo luego a tomar un café con leche en el Pilton, pero nada más. Pensé que sería capaz de asumir este pequeño descenso yo solo, pero ni de coña, ya las echo de menos como si volviera a llevar cinco meses sin verlas de nuevo, a pesar de haber pasado los seis días mas maravillosos de mi vida con ellas, me han sabido a poco, me hundo de nuevo, yo solo [Hay mas que leer, pincha aquí...]
aprendiendo a ser un tipo duro

Escrito el 28 agosto, 2017, a las 11:04, vestido, creo.

Esta entrada tiene 3 comentarios

He pasado los seis días más maravillosos y perfectos de los últimos cinco meses, he tenido a mi lado a las tres personas más importantes en mi vida en estos momentos, a mis dos hijas y a su madre, mi buena amiga, pero como todo lo bueno, tiene un final, y ayer marcharon hacía Girona de nuevo, quedando yo aquí solo otra vez. Hemos estado juntos prácticamente las veinticuatro horas del día, hemos salido a pasear, hemos ido a las ferias, hemos mirado la tele, hemos reído, incluso hemos tenido tiempo para tener pequeños enfados propios de una familia normal con hijas casi adolescentes. Pero ahora, para mí, es cuando viene lo realmente difícil, superar esto, con dos cojones, no caer de nuevo en la depresión profunda, no puedo permitirme, después de todo lo conseguido, volver a encerrarme en mi mundo de nuevo, debo hacerme el tipo duro, sea como sea, con o sin apoyo, no puedo permitir que el hecho de quedarme de nuevo solo me hunda en lo más profundo de mi ser otra vez. Si bien es cierto que me siento decaído, sin ganas de nada, con más ganas que nunca de dejarlo todo de lado, debo [Hay mas que leer, pincha aquí...]
La amistad, ese extraño sentimiento.

Escrito el 20 agosto, 2017, a las 11:46, recien levantado.

Esta entrada tiene 4 comentarios

La amistad es una extraña relación que se crea entre dos o varios seres humanos, no la acabo de entender, pero me gusta, es como tener una segunda familia que te apoya, te ayuda, te sonríe y te paga las copas cuando no tienes un euro. La amistad, ese extraño sentimiento. Desde que vine a este pueblo a realizar mi retiro y recuperación, he re encontrado viejos amigos, pero de esos que ya sabía que estarían aquí pese a todo lo que ha pasado, de los que aunque no tengas relación en años, cuando los necesitas están, sin más. Lo mejor de todo es que he hecho nuevos amigos, algo cabroncetes algunos de ellos, como el gran mesonero, pero el sentimiento de amistad es el mismo que con los viejos amigos, tengo el honor y el orgullo de que me hayan dejado entrar en un nuevo circulo de amistad muy sano y con un rollo muy bueno, me siento muy orgulloso de poder decir que tengo nuevos amigos. La amistad, ese extraño sentimiento. Aún así me cuesta un poco reconocer este sentimiento, para mi la amistad en estos últimos años, siempre se ha visto movida por algún tipo de interés [Hay mas que leer, pincha aquí...]
contando el tiempo

Escrito el 17 agosto, 2017, a las 16:42, vestido, creo.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Ahora mismo si soy un completo manojo de nervios, apenas faltan seis días para poder abrazar a mis hijas y a su madre, no puedo estar más de diez minutos quieto en una silla, es como si todos los nervios de mi cuerpo estuvieran en completa tensión. Soy incapaz de dormir la siesta, ningún día, por las noches duermo gracias a las pastillas, solo pienso en ellas tres, en que van a venir, en que van a estar a mi lado, en que podré disfrutar de ellas por unos días. No consigo relajarme, ni aún intentando meditar, como hacía este tiempo atrás, hace mucho tiempo que no las veo, me da miedo, no quiero cagarla, quiero ser el padre, y el amigo que ellas esperan encontrar, no se si voy a ser capaz de poder mantener la compostura y no romper a llorar en el mismo momento en el que las vea, creo que eso es algo que no voy a poder evitar. Y hay tanta gente que quiere conocerlas, claro, no paro de hablar de ellas y de enseñar fotos a todo el mundo, se piensan que son algo especial, que coño, lo son, por lo menos para mi, [Hay mas que leer, pincha aquí...]