mi mundo se desmorana

Escrito el 14 junio, 2017, a las 18:33, en pijama.

La vida es una extraña burla del destino, algo que yo no he pedido, la vida no es un milagro, es una obligación, nadie me pidió permiso para vivir, en cambio, ahora que quiero morir todo son problemas, todo son pegas, todo son pastillas, todo son falsedades.

Ayer fui a la psiquiatra a solicitar un ingreso voluntario, me estoy viendo venir, y se perfectamente que viene después de la tormenta.

Ya me pasó en Girona, fui a pedir un ingreso voluntario, me lo denegaron, y a los tres días estaba ingresando con una sobre dosis de pastillas, esta vez no podrá ser con pastillas, sigo pensando…..

El ingreso voluntario fue rechazado de pleno, es más, como premio me llevo una nueva subida de medicación y una prueba analítica en busca de cualquier tipo de droga.

En este pueblo parece que hay un complot para hacerme reventar, la psiquiatra no se fía de mí, mi madre esta jugando en secreto con la asistente social para que me consiga un grado de minusvalía mental……..

Pero en realidad ya nada de esto importa, mi vida, mi sufrimiento, mis pensamientos, mis pastillas, mis mierdas variadas, ya nada de esto importa.

El mundo se me ha caído encima por completo, no se que, ni como le dije a Ana las cosas la otra noche, pero no puedo quitarme de la cabeza la imagen de sus ojos a punto de llorar, la hice daño, mucho daño, y eso si es realmente importante.

Ya se que dije que no iba a escribir más, pero lo necesito, de hecho no pienso compartir en ninguna red social lo que publico, si alguien lo lee, bienvenido sea, lo único que quiero es vaciar mi mente, olvidar el mundo, escapar, dejar de pensar en el dolor de Ana, ver a mis hijas y poder hacer de una vez lo que tengo que hacer.

Y además no soy lo suficientemente hombre como para llamarla para ver como está, si está enfadada, si está bien, como se siente, no tengo el valor suficiente como para enfrentarme a ella teniendo esta imagen grabada a fuego.

El mundo, mi mundo, el que yo creé para mí se desmorona, se me viene encima, ya no soy yo, ya no soy nadie, ya no se que soy.

Este es el último artículo que comparto en redes sociales, escribiré más, pero solo lo leerán aquellos que vengan expresamente o aquellos que se lo encuentren por casualidad.

No voy a contestar a nada en redes sociales, las abandono a su suerte, dejar facebook es imposible por lo que ni siquiera lo voy a intentar, si alguien quiere algo de mi tiene los comentarios abiertos, aquí abito, aquí dejo pasar las horas, aquí me encontraréis.

En realidad comparto este artículo por que se que de esta manera le llegara a Ana, es mi manera de pedirle perdón y de decirle que la quiero y le agradezco mucho todo lo que ha hecho por mi, siento no tener valor para hacerlo en persona, ella se lo merece.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *