la desolación de un hombre amado

Escrito el 6 septiembre, 2017, a las 15:49, en calzoncillos.

A pesar de los pesares que acarreo encima de mi espalda, me siento un hombre querido, no querido como yo quisiera que me quisieran, pero si un hombre querido, tengo mucha gente cerca, gente que se preocupa por mí, gente que me hace reír, gente que me obliga a salir, gente que me escucha, e incluso gente que no esta por que no es necesaria.

Sería absurdo quejarse de que estoy solo, es mentira, no lo estoy, aún así siento un vacío en mi interior que apenas me deja dormir, aún sabiendo todo el apoyo que tengo por parte de la gente que me rodea me siento vacío, me siento solo, desolado, como en una penumbra eterna.

Siento que no estoy bien, que en todo lo que me rodea hay algo que falla, y sí, he llegado a la misma conclusión que la mayoría de vosotros, creo que lo que falla soy yo, estos días que estoy sufriendo el bajón por la marcha de mis hijas me he dado cuenta de muchas cosas, cosas de las que quizá ya era consciente, pero a las que no quería hacer caso de ninguna manera.

La primera de las cosas que creo que debería haber reconocido antes es la muerte, a pesar de que todavía ronda por mi cabeza el que mi existencia es una mierda y que más valdría quitarme de en medio, ahora soy consciente de que hay mucha gente que realmente me quiere, cada uno a su manera, pero tengo mucha gente que me quiere, quizá no sea decisión mía privarles de tener que aguantarme de vez en cuando.

Otra de las cosas de las que no era consciente y que había dejado de lado era la depilación, ahora he perdido algo de tripa y de nuevo puedo verme la cosa, y sí, necesitaba un buen talado, me he comprado una crema depilatoria, pero eso además de escocer no sirve de mucho, de manera que como siempre he tirado de cortador de pelo al cero y maquinilla de afeitar, la verdad es que ahora da algo más de gusto mirar hacía abajo, incluso parece mas grande y todo.

Apreciar lo poco que tengo, en realidad no tengo nada, y lo tengo todo, mi familia se ha volcado en mi al doscientos por cien, algunos de mis amigos parece que se han cogido mi bien estar como algo personal y velan por mi seguridad en todo momento, incluso de forma algo agresiva en ocasiones, aunque bien es cierto que lo merezco, no me quejo por ello.

He visto que los profesionales no son tan tontos como yo pensaba, saben perfectamente que les estoy dando lo que ellos quieren escuchar, y han sabido hacerme sentir mal y rectificar para que les pida ayuda de verdad.

De hecho mañana empiezo en la UCA para que me ayuden a olvidar por completo el alcohol, uno de los detonantes mas importantes que hacen que me entren crisis nerviosas o de ansiedad y que por ese motivo me ponga violento.

Normalmente, cuando me siento hundido, como en este momento, pienso, de manera equivocada, que el alcohol me ayuda a olvidarme de todo y poder pasar inadvertido por la vida, en realidad no es así, me hunde todavía más y saca lo peor de mí, en ocasiones hago mas daño a la gente que me rodea que el poco bien que yo pensaba que me podría hacer a mí mismo, lo peor de todo es que siempre me doy cuenta cuando ya es tarde, por eso ahora he pedido ayuda profesional, no soy alcohólico, pero si reconozco que el alcohol para mi estado actual es un problema, y esto es algo que ni mi familia ni mis amigos pueden controlar, solo yo, y con ayuda profesional podemos hacerlo.

Estoy aprendiendo a apreciar las pequeñas cosas que me ofrece el día a día, incluso los insultos del mesonero ya me parecen agradables, los besos en la frente de la cuenta cuentos, las sonrisas del ángel o los desdenes de Amadeo cuando estamos juntos, los amaneceres, algo que veo cada día, los anocheceres, algo que también veo cada día.
Si bien es cierto que no he llegado al punto de lamentar nada de lo que he hecho hasta el momento, si creo que debería tener los cojones de hacerlo, pero no es así, creo que debería pedir perdón a mucha de la gente que me rodea por los malos ratos que les he hecho pasar, sobre todo a mi madre por los disgustos que ha pasado por mi culpa, pero todo se andará, creo que llegara el día en el que tenga el valor suficiente como para reconocer que la he cagado muchas veces y aceptar que debo pedir disculpas a mucha gente, y lo mas valiente de todo, hacerlo.

A pesar de todo sigo siento un vacío en mi interior, no se que es, no lo puedo entender, es como una desolación que recorre mi ser e inunda todo mi cuerpo, creo que me falta algo, o quizá me sobre, no lo se, es solo una sensación, no lo se.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

  1. charolin dice:

    Espero que algunas cosas de las que escibes lo pienses realmente, por que es así,aunque a veces no lo quieras ver,capullin.

    1. Ricardo dice:

      Todo lo que escribo es por que lo pienso Cham, otra cosa es que lo lleve a termino o no, ya me conoces…

  2. Zumba Solo dice:

    Veo con satisfacción que se abre la puerta para el nuevo Budha. Y me alegro mucho. Seguimos caminando en la buena dirección (yo como siempre a la zaga, que hay más perspectiva). Por lo de la depilación…mejor paso de puntillas. Ánimo ‘Heavy’ y nos vemos en breve.

    1. Ricardo dice:

      Intentando ir siempre hacía delante abuelo, creo que ahora no me queda otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *