la depresión, abrirme la cabeza por favor

Escrito el 10 junio, 2017, a las 11:54, bebiendo mierda sin alcohol.

Una vez llegas a lo más profundo de tu ser ya no hay vuelta atrás, todo se te cae encima, ya no hay soluciones a la vista, todo es negro, se acaba la hipocresía y el buen hacer, solo quieres soledad y silencio, y no es fácil encontrar ni lo uno, ni lo otro.

Ya son pocas las opciones que me quedan, la paciencia se me está agotando, y los recursos que me ofrecen los profesionales, que yo pensaba que me ayudarían, son pocos o nulos.

Por un lado la psiquiatra solo sabe subirme la medicación, imagino que hasta que no consiga hacerme ir como un puto zombi por las calles de este jodido pueblo no parará, me parece completamente absurdo que como “profesional” que es, no se haya dado cuenta de que la medicación que me esta dando no me hace apenas efecto, y eso que con el suministro de una semana se podría sedar un elefante adulto.

La psicóloga, esa que debería indagar en mí mente para ver por qué coño estoy como estoy, parece ser que tiene cosas más importantes que hacer, lo único que le preocupa es conseguirme un buen grado de invalidez.

Me ofrece poder ir a un piso tutelado en Valencia, o si lo prefiero a algún centro de los que hay en Valencia para que me puedan tener controlado.

Los lunes me juntaré con un grupo de mi especie para tomar café, imagino que sera una especie de terapia de grupo algo más moderna, no tengo ni puta idea.

Los jueves, con este mismo grupo me ofrecen ir a hacer senderismo, me parece cojonudo, vamos a hacer kilómetros como tontitos, que no tenemos posibilidad para hacer nada más.

Ya no me quedan muchas más opciones, incluso estoy pensando en la posibilidad que me comento Ana, ir a un tipo de esos que miran el cerebro por dentro, que me meta en una maquina de esas súper modernas que hacen ruiditos raros y tienen lucecitas de colores, igual tengo un problema físico en el cerebro, no se puede descartar nada, toda opción es válida ahora mismo.

Y ya son dos meses sin ver a mis hijas, sin poder abrazarlas, y a este ritmo seguro que pasarán otros dos meses más, o quizá más, hasta que puedas tenerlas junto a mí, aunque solo sea por unas horas, no es justo, me hundo cada vez más, y parece que nadie se está dando cuenta de esto.

Ya no veo solución a nada, en estos momentos no me importa nada, no veo futuro ni a corto, ni a largo plazo.

Este fin de semana me he auto levantado el veto a beber, que se joda el mundo, anoche salí a tomar unas copas, volví un poco doblado a casa, pero no pasó nada malo, o por lo menos yo no lo recuerdo.

Me gustaría que me abrieran la cabeza y mirasen que cojones está pasado hay dentro, no es posible que los profesionales no sepan ver lo que me pasa, y ayudarme a conducir mi vida hacía la dirección correcta para poder mejorar, mejorar por lo menos un poco, lo suficiente para poder ver a mis hijas.

Ya no me vale esforzarme en tener paciencia, me parece absurdo, la soledad ya no me consuela como antes, la ira está aumentando poco a poco, y no se cuanto tiempo podré mantenerla dentro de mí.

Estoy en el mismo abismo en el que me encontraba hace unos meses, cuando hice lo que hice, ya no tengo consuelo que me haga parar de pensar, ya no veo salida, ya no veo oportunidades, solo una opción vuelve a rondar por mi cabeza.

Ya no hay tiempo, ya no hay nada por lo que luchar, los profesionales han conseguido hundirme mucho mas rápido de lo que hundí yo solo.

Todo es cojonudo, todo es verde, todo es guay, todo mola, y una mierda.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

  1. Judith Gonzalez Recio dice:

    Hola Ricardo;
    Lo que te voy a decir seguramente te lo han dicho muchas veces…pero piensa sólo en una cosa, en tus niñas, ellas son la solución a tus males. Sólo piensa en que si luchas por estar bien podrás estar con ellas. La vida te pone pruebas, porque es una hija de puta, y a ti te a tocado vivir el que tú mente se intoxique…la mente se vuelve tóxica por diversos motivos y muchas veces no sabes como has llegado a ese estado de desesperación en tu mente, pero seguro que algunas personas de tú alrededor son los culpables, sólo hay una cosa que hacer cuándo nos pasa algo así y es luchar contra viento y marea…que es difícil?? Pues no me lo puedo ni imaginar, pero leo todos tus textos y de verdad que siento en mis carnes tú desesperación, hasta se me pone la piel de gallina. Pero la vida sólo es una, no hay más!!!!! Sólo una!!!! Tenemos que saber buscarle un lado positivo, aunque sea sólo uno, nos sobra para intentar salir adelante, porque no sabemos que hay en el otro lado cuándo ya no vivimos, seguramente no hay nada… Vale la pena no saber aprovechar la oportunidad que tenemos de vivir?? De verdad que te estoy hablando desde la ignorancia y con palabras que me salen desde el corazón, pero deberías resetear tú mente hacia cosas positivas aunque creas que no hay nada positivo, seguro q sí. En la vida lo único que no tiene solución es la muerte pero todo lo demás tiene una salida. Eres BUDA “los Budas meditan más haya de su mente, abren sus entrañas y rebuscan en las profundidades de su ser hasta encontrar lo que realmente les reconforta y alimente su mente y su alma” lucha Ricardo!!!!! contra lo que quiera que sea que se quiere apoderar de tú mente,eres mucho más fuerte de lo que puedas hacerte una idea, es genética, está dentro de nosotros. Tenemos una mente prodigiosa y sólo nosotros podremos salir de los demonios que se han metido hasta el fondo de nosotros…tú puedes ser tú profesional de psiquiatría, con ello no quiero decir que las personas tituladas no valgan para hacer su trabajo, solamente que tú te conoces mejor que nadie. Te escribo todo esto, porque me duele verte así, debemos ser felices, la sociedad no tiene que inducirnos a una soledad o un silencio absoluto, que les jodan a todos aquellos que perturben nuestra paz!!!! Espero que mis palabras no te hayan molestado ni ofendido. Un saludo, un abrazo muy fuerte y a por todas que tú puedes!!!!

    1. ricard dice:

      Te agradezco tus palabras Judith, ahora mismo cualquier apoyo, por pequeño que sea, es enorme para mí, muchas gracias, de corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *