La amistad, ese extraño sentimiento.

Escrito el 20 agosto, 2017, a las 11:46, recien levantado.

La amistad es una extraña relación que se crea entre dos o varios seres humanos, no la acabo de entender, pero me gusta, es como tener una segunda familia que te apoya, te ayuda, te sonríe y te paga las copas cuando no tienes un euro.

La amistad, ese extraño sentimiento.

Desde que vine a este pueblo a realizar mi retiro y recuperación, he re encontrado viejos amigos, pero de esos que ya sabía que estarían aquí pese a todo lo que ha pasado, de los que aunque no tengas relación en años, cuando los necesitas están, sin más.

Lo mejor de todo es que he hecho nuevos amigos, algo cabroncetes algunos de ellos, como el gran mesonero, pero el sentimiento de amistad es el mismo que con los viejos amigos, tengo el honor y el orgullo de que me hayan dejado entrar en un nuevo circulo de amistad muy sano y con un rollo muy bueno, me siento muy orgulloso de poder decir que tengo nuevos amigos.

La amistad, ese extraño sentimiento.

Aún así me cuesta un poco reconocer este sentimiento, para mi la amistad en estos últimos años, siempre se ha visto movida por algún tipo de interés hacía mí, los amigos que me rodeaban estaban interesados en algo que yo podía ofrecerles o en algo que yo podía hacer por ellos.

En este nuevo caso no es así, no tengo absolutamente nada que ofrecer a estos nuevos amigos, no tengo dinero, no tengo coche, no soy capaz de programar una sola linea de código, incluso en ocasiones, contadas por suerte, pero en ocasiones soy más una carga que un buen acompañante.

Aún así están ahí, siguen a mi lado, como si no pasara nada en absoluto, cuando necesito apoyo me lo dan, cuando no lo necesito, se sientan a mi lado y sonríen, cuando quiero llorar tienen un pañuelo y cuando quiero reír saben como encajar mi sarcasmo a la perfección.

La amistad, ese extraño sentimiento.

Tengo un grupo de nuevos amigos, y me gusta, no entiendo muy bien por que están ahí en todo momento, no entiendo por que me han permitido acercarme a ellos sin más, pero me gusta mucho poder contar con ellos, poder salir por las noches con ellos, poder sentarme en la misma mesa que ellos, poder reír con ellos, poder beber con ellos, vale, casi siempre sin alcohol, pero eso es un mal menor.

Aunque sigo sin entender o saber encajar muy bien este nuevo sentimiento de amistad que tengo, me gusta, estoy feliz, me ayuda a seguir adelante, me da un motivo para querer levantarme cada día, mis amigos son algo importante para mi.

Gente que sin apenas conocerme, y a sabiendas de mi lamentable estado, han abierto las puertas de su corazón para mí, me gusta, me gusta mucho.

La amistad, ese extraño sentimiento.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

  1. Raquel dice:

    Pues claro Ricardo, para eso estamos los amigos, para cuando nos necesitas

    1. Ricardo dice:

      Y yo lo agradezco mucho Raquel

  2. Gloria dice:

    Hey, yo te quiero amigo, estés bien, mal o regulero, lo sepas ????

    1. Ricardo dice:

      Lo sé Gloria, a eso me refiero en el artículo, pero me tengo que acostumbrar, para mi no es lo normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *