infeliz de mierda

Escrito el 19 mayo, 2017, a las 20:30, borracho.

Si amas a una persona confías en ella, aunque dudes, confías en esa persona.

Si tienes la imperiosa necesidad de saber en todo momento donde está, con quien está, con quien habla, de que habla.

Si tienes la desagradable necesidad de revisar su móvil mientras duerme.

Si tienes, o crees que tienes, la autoridad o poder moral de decirle a quien puede o no puede ver.

Si necesitas que siempre esté mal, hundida/o, derrotada/o, deprimida/o, para asegurarte de que te necesita a su lado.

Tu no amas a esa persona, tu crees que te pertenece, no tienes personalidad ni vida propia, estas amargada/o, moralmente muerta/o, eres triste, solo te da aliento saber que ella/el esta peor que tu, y si no lo está te aseguras de que lo esté, te aferras a su miedo, a su dolor,, a su condena, a los sutiles comentarios en público que suelen quedar fuera de lugar, te aferras a la piedad condicional de las amistades, a los lamentos, la pena, la piedad y la credulidad de los que os rodean y que nada deberían pintar en vuestra vida de pareja.

Tu no amas a esa persona, tu tienes miedo, miedo de quedarte sola/o y tener que asumir que no eres nadie, que sólo eres la/el que está con ella/el.

Tu no amas a esa persona, por que si la amarás, solo un poco, si la amarás solo un poquito, te darías cuenta de que una persona no puede tener dueña/o, te darías cuenta de que le brillan más los ojos cuando la/o apoyas y das ánimo que cuando te empeñas en recalcar todo lo que hace mal.

Te habrías dado cuenta que un beso en la mejilla y un te quiero susurrado mientras duerme pueden ser más placenteros que el sexo obligatorio de las 22:00.

Si amarás a esa persona seguramente te habrías percatado de lo eficaz que puede llegar a ser un abrazo sin intención de un final feliz.

Si amarás a esa persona sabrías lo mucho que puede llegar a necesitar tu presencia, sin más, simplemente tu presencia.

Tu no la/o amas, la/o necesitas para tener vida, por que no tienes valor para asumir quien eres y tener una vida propia, no eres nadie sin ella/el a tu lado, no eres nadie, la/o hundes para sentirte útil, la/o amargas para poder cuidarla/o, eres la/el reina/rey de su vida, pero no por que ella/el lo haya decidido así. 
Si de verdad la/lo amaras un poco, solo un poco, todo ese dolor, malestar, sufrimiento y culpabilidad que le obligas a sentir lo sentirías tu.

Lo sentirías por no haber sabido ser quien necesitaba a su lado.

Lo sentirías por no ser lo suficiente mujer/hombre como para aceptar que no eres lo que ella/el necesita.
Amar a una persona no te da derecho a pensar que te pertenece, cuando amas a una persona su felicidad esta por encima de todo, aunque no sea a tu lado.

Las personas.no pueden tener dueño, igual que los sentimientos no pueden tener explicación.
Los sentimientos se deben sufrir o disfrutar, sin más.

Las personas deben vivir, ser felices y morir sabiendo que no dejaron pasar ninguna oportunidad.
El amor y el miedo son las peores enfermedades que puede sufrir una persona, sobre todo por que puede ser muy difícil diferenciarlos, y este mal hace sufrir a quien tenemos cerca.

Por eso no tengo miedo.

Por eso nunca he amado.

Por eso me siento vacío. 

Por eso me odio, por no haber encontrado a nadie a quien dejar vivir feliz.

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *