de pequeño quise ser feliz

Escrito el 27 mayo, 2017, a las 05:25, en pijama.

Mi padre era pintor de brocha gorda y hacía mas horas que un reloj, y mi santa madre ha sido toda su vida limpiadora, creo que no queda una sola casa en Requena en la que ella no estuviera limpiando alguna vez, por el trabajo de mis padres fui un niño educado a trompicones, no mal educado, eso ya me vino con la edad y por mi solo, pero realmente no tenían el tiempo que se debe tener para educar a un hijo, pensaron que en la escuela conseguirían hacer de mi un hombre de bien, pero como ya explique en que le den a la humanidad, la escuela para mí siempre fue aburrida, no me gustó nunca demasiado eso de abrir un libro, cuidado!, que tengo la E.G.B y todo.

Supongo que por obra del azar mi infancia la pasé en la Villa, eso aquí en Requena era, y creo que sigue siendo tierra de gitanicos güenos, por lo que la mayor parte de mi tiempo lo pasaba con ellos, no me quejo, tengo grandes amigos de aquellos tiempos.

Igualmente por obra del azar, supongo, mis padres cambiaron de vivienda y fueron a parar a un barrio en el que creo que nosotros eramos la única familia de payos que había en esos momentos.

De nuevo seguí creciendo entre gitanicos güenos, y repito, sigo sin quejarme, de hecho a los 10 años mas o menos la vecina de al lado me quería casar con su hija Rocio, que si yo llego a saber que Rocio a los cuarenta años estaría como está me había casado sin pensarlo mucho, uf!.

El caso es que crecí creyendo en las personas que me rodeaban, eran buena gente, me gustaban, aprendí a amar a las personas y a quererlas por lo que me aportaban, no por lo que tenían o me daban, yo de pequeño solo soñaba con ser feliz, mayor y feliz.

Pero al mismo tiempo estaba obligado a ir al colegio, un lugar donde en aquellos años se nos enseñaba que lo importante era ser alguien en la vida, pero alguien muy importante, debíamos trabajar duro para poder tener buenas casas y mejores coches, y si podíamos tener dos pues mucho mejor.

Poco a poco me fui dando cuenta de que lo que único que debía importarme era tener algo mas que el que tenía al lado, si mi compañero tenía un compás nuevo, yo debía tener un compás nuevo y con rotring en la misma caja.

Conforme iba subiendo de edad empezó el tema de las chicas, si al que tenía al lado le gustaba una chica mona, a mí me tenía que gustar su amiga, aunque fuera fea, pero yo no podía ser menos.

Después llegaron las motos, si el de al lado tenía una vespino yo era capaz de robar una moto de marchas, solo para tener algo mejor que el, aunque fuera por poco tiempo.

A los dieciocho llegaron los coches, fui el primero de mi grupo en tener coche, los amigos me idolatraban, los llevaba de fiesta, y las chicas caían como pulgas en espray, daba igual si yo era el feo del grupo, tenía coche, no podían resistirlo.

Creo que fue justo en ese momento cuando me dí cuenta de que la idea que tenía de pequeño, hacerme mayor y ser feliz, se había ido a tomar por el culo, de acuerdo, me estaba haciendo mayor, pero no era ni por asomo feliz, todo era una simple competición a ver quien tenía algo mejor que el de al lado.

Fue también en ese momento cuando decidí poner tierra de por medio y salir cagando leches del pueblo, yo necesitaba algo más, necesitaba ser feliz, me costó mucho, pero conocí a Raquel, me case con ella y durante unos años fui realmente feliz, la gente nos importaba una mierda, eramos ella y yo, pero empezamos a tener criaturas y todo volvió a cambiar, debíamos tener un coche mas grande, la sillita mas nueva y cómoda…….., de nuevo se me fue la felicidad a tomar por culo.

Ahora mismo soy infeliz, no tengo absolutamente nada, ni quiero tenerlo, la gente me importa una mierda, mi vida me importa una mierda, y aún así no soy feliz, mi proyecto de vida, el que pensé cuando era pequeño, hacerme mayor y ser feliz, no se ha cumplido, y ese fue realmente el primer proyecto de vida que tuve, y que me pretendía tomar en serio.

Las persona fueron creadas para ser amadas. Las cosas fueron creadas para ser usadas. La razón por la que el mundo es un caos es porque las cosas son amadas y las personas usadas.

Anónimo

Puedes insultarme, criticarme, lo que te de la gana, pero todo comentario anónimo, o con un email falso será borrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *